Desde 1.970 la Vida Relgiosa ha venido plasmando sus experiencias en medios impresos como lo fué por medio del "Boletin del Secretariado de Religiosos y Religiosas", en 1.985 continuó tomando el nombre de "DOSSIER SECORVE" y ya en 1.998 adopta el nombre de CONVER en ocasión del paso decsivo hacia la constitución de una sola Conferencia de Religiosas y Religiosos de Venezuela (CONVER). Actualmente se retoma la publicación CONVER como revista digital, dando continuidad a un valioso trabajo como registro histórico a la Vida Consagrada en Venezuela.

Los objetivos que persigue esta publicación son: 1) Fomentar la unión entre las distintas Comunidades y Congregaciones con noticias internas y familiares (nombramientos, celebraciones, obras, proyectos, etc. de las distintas casas e instituciones de Venezuela). Para lograrlo es imprescindible la cooperación de todos los religiosas y religiosos, a quienes pedimos envíen toda la información que crean de interés para los demás. 2) Servir de vehículo para prestar servicios de gran utilidad comunitaria: información de libros, revistas, recurso, retiros, etc.

4

.

Próximamente
Enero-Abril

Próximamente
Mayo-Agosto

Próximamente
Septiembre-Diciembre


4

La espiritualidad como modo profundo de ser personas
Disfrutar y testimoniar una fraternidad real y creíble
La Vida Religiosa es un don para la Iglesia y el mundo.


4

La espiritualidad como modo profundo de ser personas.
Asamblea de Superiores Mayores "Dejemonos llevar a Betania"

Septiembre-Diciembre

4

La vida que clama es la voz de Dios que nos pide escuchar atentamente la realidad.
Cultivar nuestras vidas desde la interioridad, desde las motivaciones más profundas.
Lo diverso nos lleva a complementarnos y facilita la colaboración

1

1
1
1
1
 
Vida Religiosa
que evoca,
invoca y convoca

Intercongregacionalidad,
enriquecimiento mutuo
de las Congregaciones

Lo diverso nos lleva a complementarnos
y facilita la colaboración

 

1

1

1


Hacia donde el amor nos lleve
Hacia una Vida Religiosa
místico-profética
al servicio de la vida
Escuchemos a Dios
donde la vida clama