Quiénes somos

Somos una Comisión de CONVER integrada por consagrados y consagradas que nos encontramos en el período que abarca desde la emisión de los primeros votos hasta los cinco años de votos perpetuos (solemnes) que se concibe como un vínculo abierto para la participación de la Vida Consagrada en Venezuela en el que se generan espacios (orantes, de encuentro, formación y acción) para abordar diferentes realidades.

Espíritu de la Comisión

La Comisión, como vínculo abierto, incluye y abarca a todos los religiosos y religiosas jóvenes de Venezuela concibiéndolos como parte de la misma, en la medida en que su participación, pensamiento e inquietudes son el nutriente vital de su trabajo. Antes de querer establecer una estructura jerárquica de decisión, organización y animación, la Comisión, pretende representar a todos y a todas los y las religiosos y religiosas jóvenes del país. Por lo tanto, su forma de trabajo está fundamentada en el espíritu de las primeras comunidades cristianas (Hch 2, 42), creyendo juntos, procurando la comunión en las ideas y las acciones, respondiendo oportunamente a las necesidades de sus miembros, perseverando en el trabajo.

Misión

Ser un generador de espacios de animación y revitalización de las Nuevas Generaciones de Vida Consagrada en Venezuela recolectando su pensamiento y su sentir, convirtiéndonos en profecía eclesial, política y social de nuestro país.

Visión

Ser signo del proyecto de Jesús anunciando y denunciando la opresión de nuestro pueblo ante la sociedad, siendo la palabra sincera ante la rutina y el pesimismo procurando que el Evangelio sea nuestro rostro. Una Comisión que no sea una simple generadora de encuentros para ponernos en sintonía con documentos y reflexiones que surgen en torno a la Vida Consagrada a nivel mundial, sino que también sea una muestra clara de su puesta en práctica. Que brinde herramientas de formación y práctica sin hacer dicotomías, evitando un academicismo absoluto o una mera filantropía. Que apueste por la Iglesia, con sus fallos y sus aciertos, como una tarea a construir por todos.